“La literatura para mí es un mundo mágico donde las normas las elijo yo, los personajes los creo yo y puedo vivir cientos de aventuras”

Megan Maxwell es un nombre con fuerza, potente y curiosamente conserva las mismas vocales que tu nombre real, ¿De dónde surgió? ¿Por qué pensaste que necesitabas un seudónimo para firmar tus historias?

El seudónimo de Megan Maxwell siempre lo había utilizado cuando enviaba mis novelas a concursos, por eso el día que me ofrecieron publicar mi primera novela no lo pensé y lo utilicé. Siempre tuve claro que con mi nombre real no iba a publicar y Megan Maxwell ¡Me parece un nombre estupendo!

Megan Maxwell

Quizá te resulte algo complicado sintetizar todos los aspectos que te llenan pero ¿Qué es para ti la literatura?

La literatura para mí es un mundo mágico donde las normas las elijo yo, los personajes los creo yo y puedo vivir cientos de aventuras.

¿Qué hay realmente detrás de cada una de tus novelas y sus personajes además de cientos de horas de imaginación? ¿Qué te inspira para crear todas estas historias?

Detrás de cada una de mis novelas siempre hay una historia curiosa e intento que sea divertida aunque hable de infidelidades, erotismo, viajes en el tiempo, etc. Me suele inspirar el día a día y la música. La música es una gran fuente de inspiración para mí.

¿Es la misma sensación cuando empiezas a escribir e imaginar que cuando estás ultimando detalles y sabes que esa puerta no tardará demasiado en cerrarse? ¿Qué te motiva para no parar de escribir?

La sensación es diferente. Al principio todo es nuevo e intentas que la historia tome forma, y cuando la estás ultimando la historia tomó tal forma en tu cabeza que es, como decía antes, un mundo real dentro de lo irreal.

Lo que me motiva para no parar de escribir son las cientos de historias que pugnan en mi cabeza por salir, esos personajes imaginarios me atormentan cariñosamente hasta que por fin les doy una vida y en el fondo hago lo que ellos quieren. Suena raro, pero si me lee un escritor me entenderá perfectamente.

Profesionalmente cada mes sumas lectores y seguidores, ¿Qué supone para ti personalmente cada nueva obra publicada?

Supone miles de muestras de cariño por parte de los lectores que las leen y un gran orgullo personal al ver que mis novelas gustan y emocionan.

“Pídeme lo que quieras”, de la que ya has terminado la segunda parte, ha subido de tono lo que hasta ahora habían sido tus novelas románticas, consiguiendo con esto premios como el de “Tres plumas a la mejor novela erótica”, ¿Qué reacción pretendías suscitar en tus lectores habituales? ¿Marcará esto una tendencia profesional en un futuro próximo?

La reacción que pretendía con esta novela era excitar y despertar fantasías sexuales. También que las mujeres desearan y odiaran a Eric Zimmerman y que cuando terminaran de leer la primera entrega quisieran locamente saber cómo continuaba la historia entre Eric y Judith. Y creo que lo he conseguido. Todas mis lectoras están deseosas de leer “Pídeme lo que quieras ahora y siempre”, que sale el 26 de marzo.

Soy una escritora que escribe dentro de la novela romántica distintos géneros. Nunca me gustó encasillarme, por lo que creo que escribiré más novelas eróticas. El resultado ya he visto que ha gustado a mis lectores y eso me anima a, por supuesto, darles más de lo que quieren.

La saga erótica que está ahora mismo en boca de tantos es “50 sombras de Grey”, ¿Qué opinión te merece desde el punto de vista de su enfoque literario? A raíz de su marketing y el éxito logrado están saliendo a la luz decenas deMegan Maxwell obras eróticas, ¿Crees que se está explotando el género?

“50 sombras de Grey” es una bonita novela. E.L. James ha sabido conjugar perfectamente los ingredientes para conseguir lo que ella se proponía: enganchar al lector.  En cuanto a la novela erótica, es algo que siempre se ha escrito. Hasta hace unos años, que una mujer leyera novela erótica no estaba bien visto pero gracias a Dios, como dice mi abuela, los tiempos han cambiado y las mujeres leemos lo que nos da la real gana. Es más, que una mujer como yo escribiera hace unos años una novela como “Pídeme lo que quieras”, tan morbosa y excitante,  hubiera sido un escándalo; hoy por hoy, me encanta ser mujer y decir bien alto “eh… yo he escrito esa novela”. Los tiempos avanzan y los humanos, aunque lentos en algunas cosas, avanzamos, especialmente las mujeres.

Si algo aporta a la época actual tu visión de la vida, que plasmas en tus obras, es realismo, ¿Cómo y en qué momentos prefieres escribir? ¿Siguen un rumbo fijo las riendas de tu imaginación o van cambiando según conviene a la historia?

Suelo escribir por las mañanas, cuando estoy tranquila en casa o por las noches. Todo depende del día y de las cosas que tenga que hacer. El rumbo de la novela cambia constantemente. Cuando comienzo una novela sé el principio y el final, el resto… aparece sin más. Como dije antes, los personajes hacen conmigo lo que quieren y yo me limito a escribir lo que ellos en el fondo me piden.

Aunque dependerá de cada obra, ¿Cuánto tiempo suele transcurrir desde que escribes la primera palabra hasta el punto final?

Como has dicho, depende de cada obra. Unas son tres meses, otras cinco y otras dos años. Todo depende.

Debes ser una gran lectora del género romántico, ¿Qué autores son los que recomendarías? ¿Y de otros estilos?

Me encanta el género romántico y es el que siempre he leído desde pequeña. Recomendaría Rachel Gibson, Julie Garwood y en otros estilos, por ejemplo, a Carlos Ruiz Zafón.

Generalmente es costumbre de algunos autores impregnar a algunos personajes de trabajos propios con sus mismas cualidades, ¿Cómo te definirías? ¿Con qué personaje de tus novelas te identificas más personalmente (que no implica que lo prefieras ante los demás)?

Sin duda alguna, a un personaje llamado Megan que creé para la novela medieval “Deseo concedido”. Somos dos personas muy parecidas a la hora de encarar la vida y sobre todo ¡Cabezonas!

Aunque parezca mentira hay miles de escritores noveles que se mueren por una oportunidad, por enseñarte un manuscrito y por ese “Venga, hagámoslo” que en esta época tanto les niegan. En tu caso, concretamente, pasaron más de diez años entre que escribiste tu primera novela hasta que lograste publicarla, ¿Cómo se afronta todo ese tiempo hasta que te dan esa ansiada oportunidad? ¿Qué te ha aportado la literatura desde entonces?

Concretamente pasaron 12 años hasta que conseguí esa oportunidad. Eso se afronta con persistencia y sobre todo con creer en lo que uno hace. Siempre digo que para que alguien crea en ti primero has de hacerlo tú.

La literatura me ha aportado mucha confianza en mí misma, conseguir mi sueño y un gran grupo de seguidoras llamadas Las Guerreras Maxwell.

Muchas gracias por contestar, ¿Quieres añadir algo?

Solo daros las gracias por la oportunidad que me habéis dado al invitarme a vuestro bonito espacio e indicar a los lectores que si quieren saber algo más de mi trabajo lo pueden verlo en mi sitio Web. Un besote para todos.

Megan Maxwell